MERCADOS SINGULARES DEL TERRITORIO NACIONAL

Mercados ¿Qué es lo primero que os viene a la mente al escuchar esta palabra? Por un lado recuerdos de niñ@ al ir a compr6471188947_9f6f921bc3_oar (a desgana y refunfuñando) con los padres y madres, el olor a pescado, el suelo mojado, mucho movimiento, gente, mucha gente y sobretodo la sensación de no entender que pasa y además, con la certeza absoluta que estarías mejor en el sofá de casa viendo la tele, pero esto era antes, ahora, las sensaciones son otras, gente sí, pero trabajadores que se despiertan pronto (muy pronto) para conseguir el mejor producto en la lonja, movimiento pero ¿No es eso reflejo de vida?, olor a pescado ¡Bendito pescado fresco! y todo esto, si además se disfruta en compañía, es sinónimo de fiesta, de vermut y tapas, tertulia, historia y tradición.

Por todo esto, en GastroRebel vamos a realizar un pequeño paseo por algunos de los mercados más singulares del territorio nacional, aquellos mercados que han marcado época, que han sido referente en sus ciudades, como La Boquería de Barcelona o el Mercado San Miguel en Madrid.

LA BOQUERÍA (Barcelona)

Conocido también como Mercat de San Josep (mercado de San José) y ubicado en plena Rambla de Barcelona, este es el más grande de Cataluña y uno de los mercados más visitados por los turistas en Europa.

Pero este lugar tan representativo no es solo postureo para curios@s y turistas, lleva desde 1840 siendo un referente gastronómico donde se concentran todos los pasos de la cadena alimenticia: carniceros, productores, pescadores… hasta llegar al cliente final.

En la actualidad puede presumir de tener productos de todo tipo y procedencias de lo más exóticas: pastas de Italia, tzatziki griego, espectaculares frutas de América, productos japoneses (incluido el pescado fresco del propio mercado para preparar sushi) o dulces árabes, gran parte de esta diversidad tiene su origen en el auge de vendedores inmigrantes.

91888189_e73312a690_o

Photo credit: Hellebardius / CC BY-NC-SA

La Boquería, a parte de un mercado espectacular, en 2010 se convirtió de la mano de Yves Nicolier, en Punto de Encuentro Gastronómico BCN y se inauguró el Aula Boquería, un espacio de ocio donde  los profesionales comparten conocimientos y actividades con los aficionados. Además, ese mismo año fue galardonada con Premio Nacional de Gastronomía que otorga la Real Academia Española de Gastronomía.

Con el auge de los mercados, los puestos han ido cambiando; en los pasillos centrales se puede ver los espectaculares mosaicos frutales o salivar al pasar cerca de los Take Away, aún así, en los pasillos laterales aún se respira el espíritu del mercado que nació fuera de las murallas de la ciudad y agrupaba a payeses de pueblos y masías cercanas.

6151371871_18597d05c2_b

Photo credit: sweis78 / CC BY-NC-ND

Después de recorrer este histórico lugar, uno se puede dar el gustazo de comer o picar algo en El Quim de la Boquería´, Bar Boquería o en el Bar Pinotxo (cocina de mercado de calidad, evidentemente).

Todo esto convierten a la Boquería en un auténtico Templo de la Gastronomía.

MERCAT CENTRAL (Valencia)

Este precioso mercado diseñado por los arquitectos catalanes Francisco Guardia y Alejandro Soler, se terminó en 1928 y para muchos es uno de los mercados cerrados más bonitos del mundo.

13995488023_53f379058a_b

Photo credit: Catalan Art & Architecture Gallery (Josep Bracons) / Foter / CC BY-SA

Arquitectónicamente, el mercado es espectacular, increíbles cúpulas, coloridas cerámicas, mosaicos y vidrieras al más puro estilo Art Noveau con más de 100 años de historia.

El Mercat Central (Mercado Central), se divide en dos zonas, una de frutas y verduras de la huerta valenciana junto a carnes de todo tipo (ternera gallega, Wagyu, buey, etc.), y otra en el que los mariscos y pescados de la costa son los protagonistas ¡Salivando!

El espacio conserva la idea original, un lugar donde poder disfrutar y conseguir los mejores productos de la dieta Mediterránea y con carácter español, es decir, todo un paraíso para todos los amantes de la cocina.

Entre los más de 400 comercios también disponemos, como hemos comentado que es habitual en los mercados, zonas donde hacer una parada técnica y degustar ricas raciones de pescado fresco, unas chuletitas o los famosos bocadillos en el Bar Central del gran Ricard Camarena (1 estrella Michelin) ¡Delicioso!

Además, también tienes la posibilidad que te cocinen la compra, exacto, compras buen marisco, lo llevas a la parada/bar pertinente, y por 4€ (bebida aparte) te cocinan la compra.

Si estás por Valencia y te gusta comer, el Mercat Central es una visita obligada en esta ciudad, una gigantesca despensa de arquitectura modernista llena de luz, producto frescos y con sabor al Mediterráneo.

MERCADO SAN MIGUEL (Madrid)

Uno de los más famosos mercados del panorama es el Mercado de San Miguel ¿Quién no se ha sumergido en su vorágine de aromas o se ha dejado seducir por alguno de los productos gourmet? Porque sí, el Mercado de San Miguel es un auténtico espacio culinario.

9659633754_1e762efd72_b

Photo credit: M. Martin Vicente / CC BY

Emplazado en el corazón más castizo de Madrid, el Mercado de San Miguel no solo es un lugar dónde el usuario puede hacer la compra cotidiana, participar en las diversas actividades o simplemente, tomar algo, además, es un mercado singular y único construido con una estructura de hierro cuyo proyecto estuvo a cargo de Alfonso Dubé y Díez el cual se terminó en 1916 (originalmente en 1835 estaba al aire libre).

El 1999 (hasta 2009) la Comunidad de Madrid abordó con fondos europeos y de los propios comerciantes realizó una remodelación que devolvió al mercado su aspecto original con la idea de convertirlo en lo que es ahora, un mercado del siglo XXI con productos de calidad y un lugar para los amantes de la gastronomía.

Actualmente es toda una referencia y forma parte de la agenda gastronómica de Madrid, tanto por la oferta en forma de producto gourmet (ostras, jamón Ibérico, quesos, café, dulces) como por sus especialidades (croquetas, sushi, tortillas, arroces).

15892471591_7f155e2e2e_b

Photo credit: Arthur Chapman / CC BY-NC-SA

Todo este producto hay que maridarlo con un buen brebaje, vinos, cavas, cócteles, vermut (no puede faltar en Madrid). Si hay una palabra que describe la experiencia en El Mercado de San Miguel, es el famoso quinto sabor, UMAMI.

MERCADO CENTRAL DE ABASTOS (Jerez)

mercado_de_abastos15

Photo credit: Juan Carlos Toro | @CarleteToro

Ubicado en la calle Doña Blanca y conocido como la Plaza de Abastos, este bonito edificio neoclásico diseñado por el arquitecto José Estevez, ha sido punto de referencia del comercio desde 1885 y es uno de los más antiguos de Cádiz.

Después de distintas reformas, en 2007 se realizó una remodelación integral donde se renovaron los puestos de pescado, se cambió el suelo, se ampliaron los pasillos y se puso aire acondicionado (2010) en definitiva, lo convirtieron en un mercado actual donde poder realizar las compras diarias pero sin agobios y pudiendo disfrutar de la diversidad y calidad de sus productos.

El interior del edificio alberga 115 puestos entre los cuales, las frutas, verduras y pescados tienen su mayor presencia.

mercado_de_abastos07

Photo credit: Juan Carlos Toro | @CarleteToro

Este sigue siendo un mercado de “verdad”, uno puede sumergirse buscando el mejor producto, pescado procedente de El Puerto de Santa María o Sanlúcar., verduras y frutas exóticas, carnes de primera y después de buscar el mejor precio, tomarse “una” en alguno de los bares típicos de alrededor.

(Consejo; comprar pescado a última hora porque suelen bajar precio al no querer pagar el coste de mantenerlo en las cámaras frigoríficas)

Gastronomía, producto y toda la esencia del/la jerezan@ se encuentran en el Mercado de Abastos de Jerez.

Hasta aquí nuestro primer repaso a los mercados nacionales más singulares, eso sí, volveremos con más.

 

FUENTES

Wikipedia